riesgo

Asamblea Nacional de modo virtual tramita y aprueba leyes en medio de la emergencia 

La presencia del Covid-19 en el Ecuador alteró, sin duda, la cotidianidad de sus habitantes. En ese marco, instituciones públicas y privadas se acogieron al teletrabajo. La Asamblea Nacional, como primera función del Estado, no quedó exenta de ello, pues su deber y obligación con los ecuatorianos es, a pesar de la crisis, seguir generando leyes y ejerciendo su rol fiscalizador en beneficio de los más de 17 millones de ecuatorianos. 

Una vez que, por Decreto Ejecutivo, el presidente de la República, Lenín Moreno, declaró el estado de excepción para detener la propagación del Covid-19; el titular del Parlamento, César Litardo Caicedo, dispuso al responsable de las Tecnologías de Información y Comunicación de la Asamblea Nacional fortalecer el sistema informático para que el trabajo, de forma virtual, de las comisiones permanentes y especializadas, así como las sesiones del Pleno se lleven adelante. Esto, previo a la aprobación de un Reglamento de Sesiones Virtuales, realizado por el Consejo de Administración Legislativa (CAL).

Durante el periodo que comprende del 17 de marzo al 15 de abril, el máximo organismo legislativo ha resuelto 44 temáticas en 7 sesiones.

El proceso virtual de reuniones se logró a menos de una semana de declarada la suspensión de actividades presenciales. Hasta el 8 de abril, se efectuaron 59 reuniones en las mesas legislativas permanentes y 10 en ocasionales, en total 69 sesiones. Mientras que las sesiones de Pleno suman siete y han contado con la participación de varios comparecientes.

Experiencias en la región

La Asamblea Nacional del Ecuador se convirtió en un referente para que otras legislaturas sesionen bajo modalidad virtual. Incluso Perú y Colombia solicitaron al Parlamento nacional cooperación y asesoría en temas tecnológicos. Otros países que se reúnen bajo esta metodología son Chile, Argentina y Brasil.

La idea es adoptar una legislación o enmendar los reglamentos para permitir que las sesiones plenarias esenciales se desarrollen de manera virtual, estableciendo un mecanismo de votación electrónica os para los parlamentarios.

Uso de medios tecnológicos

Los parlamentarios ingresan a las sesiones de las comisiones o del Pleno mediante un sistema de videoconferencia sobre Internet, denominado Zoom que permite identificar al participante y gestionar el audio y el video de la sesión. Adicionalmente para las reuniones del Pleno se utiliza un software de acceso remoto (Anydesk) al Sistema de Curul Electrónica que habitualmente se utiliza para los procesos de tratamiento legislativo.

Previo a esto, los legisladores son notificados con anterioridad por correo electrónico institucional respecto a la convocatoria y los accesos para la sesión virtual correspondiente.

Intervención en el Parlamento y votación

El Presidente en la sesión del Pleno tiene acceso al Sistema de Curul Electrónica en el cual los Asambleístas se registran y solicitan la palabra de acuerdo a los temas de la sesión.

El voto se realiza mediante el Sistema de Curul Electrónica, que permite registrar la voluntad de cada Asambleísta previo su autenticación en el sistema.  De manera presencial la autenticación es con huella y de manera remota a través de usuario y contraseña institucional.

Participación ciudadana

Con el afán de estar conectados con la ciudadanía y bajo el lema del titular del Parlamento, “leyes con la gente, para la gente”, la aplicación de videoconferencia sobre internet permite conectar y dar acceso a invitados o comparecientes en las sesiones. Hasta la fecha han comparecido, miembros de la sociedad civil, representantes de los Gobiernos Autónomos Descentralizados y varias autoridades del Gobierno

Aprobación de leyes

Ayer, fue una fecha histórica para el parlamento ecuatoriano, pues aprobó de forma virtual dos normativas: Ley Orgánica de Alimentación Escolar y la Ley Orgánica para el Desarrollo de la Acuicultura y Pesca. Con esta última, el Legislativo da un mensaje importante al país, un mensaje de trabajo y apoyo a los sectores pesquero y acuícola que han estado desprotegidos por más de 40 años, destacó Lenín Plaza, presidente de la Comisión de Soberanía Alimentaria.

De esta manera, el Parlamento trabaja por el país para reactivar el sector productivo, por eso entregó una importante herramienta con este propósito, que se traducirá en oportunidades de trabajo y desarrollo.

Ahorro y solidaridad

El Consejo de Administración Legislativa (CAL) conoció y analizó la primera fase del Plan Integral de Austeridad que contiene las estrategias de optimización de recursos, con lo que se espera un ahorro de 1.5 millones de dólares.

La Asamblea se unió a la campaña “Dar la mano sin dar la mano”. Los asambleístas donaron entre el 15 % y el 100 % de su remuneración. Los funcionarios y servidores legislativos de forma solidaria también dieron su contribución para ayudar a las personas que más necesitan en esta emergencia.

SV/cz